21.3.14

Reseña La redención de Gabriel

Hola navegantes!!! Hoy reseñamos...

Título: La redención de Gabriel
Autor: Sylvain Reynard
Editorial: Esencia.
Trilogía: El infierno de Gabriel
1. El infierno de Gabriel
2. El éxtasis de Gabriel
3. La redención de Gabriel
Sinopsis
El profesor Gabriel Emerson ha dejado su puesto en la Universidad de Toronto para iniciar una nueva vida con su amada Julianne.
Juntos, él confía en que puedan hacer frente a cualquier desafío. Y está dispuesto a convertirse en padre. Pero el programa de posgrado de Julianne amenaza los planes de Gabriel, ya que las presiones de ser un estudiante lo consume todo. Cuando se le da el honor de presentar una conferencia académica en Oxford, Gabriel se ve obligado a enfrentarse a ella sobre el tema de su presentación - una investigación que está en conflicto con la suya. Y en Oxford, varias personas de su pasado aparecen, incluyendo un viejo némesis con la intención de humillar a Julia y exponer uno de los secretos más oscuros de Gabriel.
En un esfuerzo por enfrentar el resto de sus demonios, Gabriel empieza una búsqueda para descubrir más acerca de sus padres biológicos, desencadenan una serie de acontecimientos que tienen consecuencias alarmantes para sí mismo, para Julianne, y para su esperanza de formar una familia.

Opinión personal

Este es el último libro de la trilogía "El infierno de Gabriel" en principio iban a ser dos libros solamente -ahora me explico lo de los títulos- pero debido a la insistencia de los fans el autor decidió alargar la historia. La verdad es que no me parece del todo mal si con ello podemos disfrutar un poco más del profesor Emerson ;)
Menos mal que el tiempo entre publicaciones no se ha alargado pero si no os acordáis de lo que ha pasado en las primeras páginas su autor hace un resumen de lo acontecido -que yo agradezco- y que mejora la lectura.
De los tres, me gustó más que el segundo, pero sin duda me quedo con el primer libro. En general, tengo que decir que ME ENCANTÓ esta trilogía, más romántica que erótica aunque la califican de esto último. Es una novela bastante completa, con una gran historia, unos personajes que te atrapan y todo ello aderezado con elementos históricos, culturales, etc.

Recordemos que el profesor Emerson conoció a Julia cuando ella era una adolescente, se enamoró a primera vista, pero las circunstancias la alejaron de ella. Sólo años más tarde se encontrarían en un curso que él impartía en la Universidad de Toronto, tras varias vicisitudes, un año y medio más tarde se casan y se trasladan a vivir a Cambridge, Massachussets donde Julia realiza su tesis doctoral y donde Gabriel imparte clases en la Universidad de Boston.
La historia se reanuda en junio de 2011, han pasado seis meses desde la boda y Gabriel cree que es el momento de plantearle a Julia uno de sus deseos por cumplir -el ser padre- pero Julia cree que es demasiado pronto con lo cual se debaten entre los deseos de uno y los miedos de ella por no terminar su carrera.
A todo esto se le unen la búsqueda de los padres biológicos de Gabriel y los enemigos del pasado de los dos (Simon, el novio de Julia y Natalie, su ex-amiga; Christa Peterson...) que podrían dar al traste con su relación.
Este libro a pesar de que he dicho que me gustaba se me hizo más largo, la trama avanza con lentitud, podemos ver como se desarrolla la vida en común de Julia y Gabriel -sus miedos, obsesiones, sus deseos- unido a diversos flashbacks que nos remontan a su vida anterior, que nos desvelan otros capítulos de sus vidas. En general, todo queda bien hilado, se resuelven todas las tramas no solo de los personajes principales sino de los otros para acabar con un final cerrado.

La ambientación es como viene siendo habitual un viaje continuo, entre varias localizaciones: Selinsgrove (Pensilvania), Oxford,(Inglaterra); Washington;  Massachussets; Italia, entre otros.
Los personajes...
Gabriel Emerson es el personaje central sobre el que gira toda la trama, hemos podido ver su evolución como persona. De pasar a ser un gruñón insoportable a un hombre cariñoso y adorable; ver su redención, la superación de todos sus problemas.
Julia es el faro al que se agarra Gabriel por lo tanto es fundamental para que la historia se desarrolle. Julia cambia bastante, de ser una chica tímida y poco decidida a ser una mujer con más carácter, más fuerza.
Sin duda los dos se complementan y nos dejan una verdadera historia de amor.
En esta última novela se resuelven todas las tramas, he de decir, que además me agradaron los personajes de Katherine Picton, del tío de Julia, Jack -que aparece en este libro- y sobre todo me gustó el final para el adorable Paul Norris.
Como no, mencionar al narrador en tercera persona que me ha hecho reír con sus descripciones o más bien definiciones de según que situaciones.

El final ha sido de lo mejorcito de este libro, emocionante -casi me echo a llorar-, un final que me llegó y que me dejó marca y que no olvidaré.

Ha sido un placer leer esta trilogía que ha sabido combinar a la perfección los elementos culturales, musicales...una historia de amor - más romántica que erótica- y reflejar la superación personal y emocional de los personajes principales.
Aunque esta tercera parte ha perdido un poco esa magia con respecto al primer libro que me encandiló, le doy una nota alta y sin duda le doy un 10 a la trilogía.




Una trilogía con infierno, con éxtasis y redención y sobretodo un viaje por la condición humana que no hay que perderse.

Puntuación libro
8 / 10
Puntuación trilogía
10 / 10

¿Os apetece leerlo? , ya lo habéis hecho ¿qué os ha parecido?

Gracias por tu visita. Y ya sabes, no te olvides comentar ;) Besotes!!!

Mis citas preferidas
(puede contener spoilers)

“Gabriel había entrado en contacto con el poder superior en Asís, el año anterior, pero su auténtico ángel guardián era Julianne. Ella lo amaba, lo inspiraba, convertía su casa en un hogar. Pero no lograba quitarse de
encima el miedo a que el cielo le hubiera sonreído sólo temporalmente y se la arrebatara en cualquier momento.”
“—Cada noche, cuando me duermo con ella entre los brazos, doy gracias a Dios por habérmela enviado. Cada mañana, al despertarme, lo primero que hago es dar gracias porque se casara conmigo. Nunca seré
digno de ella, pero pasaré el resto de mi vida intentándolo.”
“—No es sólo deseo. La amo. Es la mujer de mi vida.”
“Paul fue el primero en hablar:
—No voy a inmiscuirme en su matrimonio. Pero si me entero de que le ha vuelto a romper el corazón, tendremos un problema.
—Si le rompo el corazón a Julianne, me lo mereceré.”
“—No sirvió de nada. Él la destrozó. ¿Puedes imaginarte en qué estado tiene que estar una persona para arrastrarse detrás de un hombre que acaba de golpearla? ¿Delante de tu hijo?”
“—Y ahora, ¿podemos practicar sexo de escritorio o quieres pasarte la tarde charlando?
—Sexo de escritorio, por favor.
—Tus deseos son órdenes.
Gabriel se quitó las gafas y se deshizo de ellas. Cerró el portátil y lo dejó en la estantería antes de apartar también la locomotora. Luego, con un amplio movimiento del brazo, barrió todos los libros y papeles que había sobre la mesa antes de colocar a Julia sobre ella.
Pasaron la siguiente hora dedicados a un nuevo placer conyugal: el sexo de escritorio.
(El sexo de escritorio puede ser muy muy bueno, siempre y cuando se aparten antes las grapadoras.)”
“No puedes ir así.
—¿Por qué no? —se sorprendió él, peinándose un poco con los dedos para que pareciera que había dormido toda la noche. Luego se pasó los dedos por la cara—. Ahora no tengo tiempo de afeitarme.
—Mírate.
Gabriel se miró en el espejo. Para su sorpresa y disgusto, se dio cuenta de que iba sólo con ropa interior, con unos bóxers descarados que llevaban impresa la frase «Los medievalistas lo hacen en la (era de la) Oscuridad» en letras fosforescentes.”
“—No sabía que era posible querer tanto a una persona que no eres tú.”
“»Pero sin la esperanza hoy no estaría aquí. Me habría quitado la vida. Sin la intervención divina en forma de una adolescente en el huerto de Pensilvania ahora estaría en el infierno, y no sentado a tu lado con nuestra hija en brazos.
—Gabriel —susurró Julia, que de repente sintió que volvía a tener lágrimas en los ojos.
—La caridad es una gran virtud y la fe también, pero la esperanza es la más importante para mí.”

2 comentarios:

  1. Se habla muy bien de esta saga, me gusto mucho la de 50 sombras de grey y la de pideme lo que quieras, así que igual la leeré. Me alegro que hayas disfrutado con la saga.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Le tengo curiosidad a esta trilogia, espero ponerme con ella pronto *O*

    ResponderEliminar

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!