4.10.15

Reseña de La cocinera de Himmler de Franz-Olivier Giesbert

¡Hola navegantes! La reseña de hoy...

Título: La cocinera de Himmler
AutorFranz-Olivier Giesbert
Editorial: Punto de lectura
Se trata de un tomo único
Mi puntuación: 6/10
La hilarante epopeya de una cocinera centenaria que ha sobrevivido a las barbaries del siglo xx, el genocidio armenio, los horrores del nazismo y los delirios del maoísmo, sin perder el humor, el deseo de sexo y el afán de venganza. A sus ciento cinco años, Rose aún regenta su famoso restaurante en Marsella, guarda una pistola en el bolso y no puede evitar tener pensamientos eróticos cuando se cruza con algún tipo interesante. Esta singular cocinera, marcada por dos hombres y un siglo, se toma la justicia por su mano matando a sus enemigos suavemente. Rose pertenece ya a esa galería de grandes personajes literarios de los que no podemos separarnos. Un enfoque original y diferente a la historia del siglo xx de la mano de una de las grandes figuras del actual panorama cultural francés. «Atención: esta novela puede ser peligrosa. Las páginas se suceden y la imaginación comienza a volar.» ELLE        


Opinión personal

¿De qué trata?
Año 2012. Marsella. Rose es una anciana de 105 años que tiene mucho que contar. Esta Armenia es además una excelente cocinera que nos cuenta a través de una especie diario que "amenaza" con publicar para en palabras de Rose "prevenir a la humanidad de los peligros que corre. Para que no viva jamás lo que yo he vivido". Y es que Rose ha vivido algunos de los principales conflictos que acaecieron en el siglo XX, tanto indirecta como directamente le han afectado y han marcado el rumbo de su vida.
Su periplo comienza en Trebisonda en 1907 cuando nace Rose, muy poco después (1915) será espectadora del genocidio armenio que marca indefectiblemente su personalidad. Desde muy pequeña vivirá situaciones terribles para un niño y tendrá que aprender a valerse por sí misma. La dilatada vida de Rose le depara muchas más "sorpresas" y se encontrará de frente con la Segunda Guerra Mundial y algo más tarde con el maoísmo.
Sin duda no tendrá momento para aburrirse y eso se hace notar en buena parte del libro no así en el final, en la etapa de Mao Zedong donde más bien me pareció un capítulo de relleno, de imposición, para darle un poco más de fuelle al libro (aunque este ya lo tenía perdido pasada la etapa del nazimo).
"Vivid cada día como si fuera el último.  Olvidadlo todo pero no perdonéis nada.  Vengaos los unos de los otros.  Desconfiad del amor: se sabe cómo se entra pero no cómo se sale.  No dejéis nunca nada en vuestro vaso, ni en vuestro plato, ni a vuestra espalda.  No dudéis en caminar contra corriente. Sólo los peces muertos la siguen.  Moríos vivos.  Acababa de apurar mi copa de champán cuando recordé otro precepto que siempre me cuidé de seguir: «Dejad a un lado vuestro amor propio. Si no, nunca conoceréis el amor»."
Y es que al principio me encantaba la forma de narrar de Rose, ese humor sarcástico, esa manera de ver la vida pero poco a poco el relato va de más a menos. 
En la etapa del genocidio, conoceremos cómo es Rose, lo que la motiva es la venganza y visto lo que ha tenido que pasar nos congraciamos con ella. Pero luego cuando llega la etapa en la que vive el nazismo para mí Rose pierde todo lo bueno y se convierte en un personaje detestable. Porque ya no podemos redimir ninguno de sus actos, me pareció muy egocéntrica, egoísta, manipuladora y luego aparte su adicción al sexo que ya poca gracia me hacía. 
Lo que hace con algunos personajes como Himmler y acólitos y luego como trata a su familia (Gabriel e hijos), con ese desapego, esa poca importancia que para mí transmite terminaron por desencantarme completamente.
La última etapa "interesante" de su vida está en su periplo por China y su relación con Liu Zhongling. Esta parte es la que me pareció que está insertada a modo de relleno porque no tiene mucha importancia, por lo menos para mí, es una manera de poner un conflicto más pero que aquí pasa desapercibido.

El final es de lo más estridente y Rose para mí queda de loca para arriba y solo puedo pensar de ella que no es que sea fuerte (que lo es) es que los demás le importan muy poco y así vive cualquiera feliz. Los demás le importan tres pimientos y solo le mueve su venganza personal. Todo esto ya muy desdibujado porque Rose está más en el mundo de la locura que en el de los cuerdos o esa es mi impresión.

En conclusión, si he de recordar este libro será por un personaje que vive una historia triste pero no por ello deja de ser interesante pero lo que no tiene mis simpatías es Rose.
El relato está interesante en la primera parte, por esa ambientación en varios conflictos, exceptuando la última parte que aporta poco y  de que no soporte a la protagonista. Tengo que reconocer que la novela va de más a menos y pesan más los contras que los pros y no puedo darle buena nota porque me dejó malas sensaciones.
Pd: vamos a añadir algo bueno...que serían las recetas que aparecen en el libro.

"La cocinera de Himmler" es un relato sarcástico, de un humor bastante negro de una anciana que vivió en el convulso siglo xx y que nos deja tan trastocados como su protagonista.

¿Os apetece leerlo? , ya lo habéis hecho ¿qué os ha parecido?
No dejes de comentar, me interesa tu opinión.
¡Gracias por tu visita!  

5 comentarios:

  1. Tenía este libro apuntado en mi libreta, para leer algún día, pero después de leerte creo que lo voy a tachar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te soy sincera me esperaba otra cosa de este libro, al empezar pintaba pero poco a poco fue a peor y al terminarlo me quedé con un mal sabor de boca por no decir con una mala leche por esa protagonista tan arrrrrrrg. Bueno por lo menos el libro era cortito que si no me daba algo, jajaja. Besos!!

      Eliminar
  2. De momento lo voy a dejar pasar, gracias por tu reseña Miriam.
    Besos.

    ResponderEliminar

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!