22.5.15

Citas literarias #4

Recopilación de citas de los libros que voy leyendo. Cuidado si no lo has leído porque pueden contener spoilers.

Citas de "El guardián" de Sherrilyn Kenyon




"«A menos que me entreguéis a Apolo y a la Zorra de Artemisa, traerá mi justicia y vengará a mi hijo inocente, a quien Apolo destripó como a un animal… Una combinación de aquellos a los que habéis perseguido con saña, pero que sobrevivirá en contra de todo pronóstico. La mezcla de sangres que corre por sus venas será vuestra perdición. El día que vaya a por vosotros, mis carcajadas resonarán en el templo de Zeus, y todos los dioses griegos sentirán mi ira mientras mueren presas de la más absoluta agonía. ¡He sah te, akram justia!».
¡Salve la justicia de la reina!"

"La palabra «infierno» tenía muchas connotaciones, y cada una de ellas tan singular como el individuo que la definiera. Para una persona, la idea de estar atrapada eternamente con la única compañía de un vídeo de Michael Bolton era el epítome del horror. Para otra, lo peor que podía pasarle era quedarse encerrada en un ascensor con alguien que no parara de hablar a gritos por teléfono y no poder sacarle las tripas para que se callara."

"«La amabilidad es una fruta podrida que envenena a cualquiera que la come. Así que arrójasela al enemigo a la cara y deja que lo envenene a él, no a ti»."
"«La personalidad se define por sus fallos, no por sus virtudes —era otra de las enseñanzas preferidas de Solin—. Es lo que nos hace únicos y lo que nos convierte en lo que somos»."

"Sin embargo, había algo que él sabía mejor que nadie. Y lo sabía porque se lo habían enseñado de tal forma que jamás lo olvidaría: las palabras eran más dolorosas que los golpes, porque perduraban en la memoria mucho después de que las heridas y los moratones hubieran desaparecido.
Los insultos herían el alma y carcomían el corazón durante toda la eternidad."

"Ya no veía al demonio con la cara pintada. Solo veía al hombre que se ocultaba tras dicha máscara. Y aunque eran enemigos, quería consolar a esa faceta de su persona."

"En el interior de su alma habitaba un hombre de carne y hueso. Y puesto que ella había sufrido y se había quedado sola en un mundo que recelaba de los suyos, a los que odiaban de forma atroz, comprendía la necesidad de ocultarse en lo más hondo de su alma. Entendía la necesidad de golpear antes de que la golpearan.
Era el instinto de supervivencia. El modo de vida de un luchador."

"Una persona era capaz de transformar por completo la vida de otra. Para bien o para mal. Con sus actos y con sus palabras un solo individuo ostentaba el poder de salvar o de destruir una vida."

"—Sí. Uno acaba por acostumbrarse al dolor físico. Son las heridas del alma las que nunca se cierran y las que nunca se olvidan… Son las que te destrozan por dentro. Que los dioses se apiaden de él."

"Entre sus brazos podía soñar de nuevo. Podía creer que tal vez, solo tal vez, no era un despojo repugnante que únicamente servía para usar y tirar.
Podía creer que quizá, aunque fuera por una vez, alguien deseaba mantenerlo a su lado.
En ese momento se sintió más expuesto y vulnerable que nunca. Porque comprendió algo imposible de negar.
Lydia era el único ser del universo capaz de destruirlo con una sola palabra."

"—Porque es la flor más hermosa y sagrada de Egipto. Florece en el lodo y brilla en la oscuridad como si fuera un regalo de los dioses para recordarnos que, pese a lo mal que puedan ir las cosas, siempre pueden mejorar. Para recordarnos que por más oscura que sea la noche, la luz regresará. Si se come, posee el poder de calmar, aliviar y curar las heridas. —Sus siguientes palabras estuvieron cargadas de emoción y sinceridad—: Eres y siempre serás mi sšn."

"Seth se inclinó hacia ella y susurró con voz asombrada:
—Estoy esperando a que pase algo malo.
Lydia frunció el ceño.
—No lo entiendo —dijo.
—No puedes quererme. Nadie me quiere."

"—Nadie lo está realmente, Seth. Por mucho que lo intentemos. Por mucho que planeemos y nos preparemos. Siempre habrá un enemigo al otro lado de la puerta y una tormenta para ahogarnos. La vida no consiste en estar a salvo. Consiste en recoger los pedazos que nos quedan después de que todo haya pasado y proseguir el camino. Podemos elegir ser unos cobardes, impidiendo que alguien se nos acerque y así hacer el camino solos. O podemos elegir ser valientes y dejar que alguien nos acompañe y nos ayude. No soy cobarde. Nunca lo he sido. Y no pienso estar en ningún sitio que no sea a tu lado. Para siempre. Ya sea en la tierra o en este agujero infernal, si tiene que ser así. Siempre estaré contigo."


¡Gracias por tu visita! Y ya que has llegado hasta aquí, alégrame dejando tu comentario ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!