17/2/20

Reseña: La guerra de la duquesa (Brothers sinister 1) - Courtney Milan

Sinopsis
La señorita Minerva Lane era una mujer retraída y callada que se escondía detrás de sus lentes. Después de todo, la última vez que había sido el centro de atención, había acabado muy mal. Hasta tal punto que se había cambiado el nombre para huir de su escandaloso pasado. Si pasaba desapercibida, seguramente no sería la reina de la fiesta, pero tampoco se haría enemigos. Por eso, cuando un apuesto duque llegó a la ciudad, lo último que quería era que se fijara en ella.

Pero eso fue exactamente lo que ocurrió.

Porque Robert Blaisdell, el duque de Clermont, no se dejó engañar por su timidez. Cuando aquella mujer adivinó lo que se proponía, comprendió que había algo más en ella que sus anteojos y sus modales cohibidos. Y decidió adivinar todos sus secretos antes de que ella descubriera los de él. Pero al final, la señorita retraída demostró ser la horma de su zapato y algo más.



Opinión personal

Este es el primer tomo de la serie de “Los hermanos siniestros” y tiene como protagonista a Robert Blaisdell, duque de Clermont (que apareció en la precuela) y a Minerva Lane.
La autora se desplaza al año 1863, veintiocho años después de conocer a Hugo y Serena, los primeros protagonistas de esta serie. Robert es el hijo legítimo del ducado, su padre es el despreciable hombre que violó a Serena y de cuya unión resultó el nacimiento de Oliver Marshall que es el otro personaje que pudimos atisbar en “El affaire de la institutriz”.
La novela comienza con un secreto que nos tendrá en ascuas buena parte del libro. Ese enigma nos tendrá enganchados a la lectura ¿qué es lo que pudo pasarle para llegar a cambiar de ese modo? Se intuye pero tendremos que descubrirlo poco a poco, la autora se guarda ese as en la manga.
El inicio se me hizo algo pesado, el encuentro entre los protagonistas es el típico pero lo que me resultó raro son los diálogos, no sé si soy yo que estaba muy espesa (probablemente sea eso) o la traducción no es muy buena porque eran a veces inteligibles. Esto solo pasa en uno o dos capítulos pero me hizo desconectar y resultarme complicado coger el ritmo de lectura.
La autora nos presenta una trama interesante, con su intriga, más por parte de ella que de él, es novedosa en cuanto a lo atípico de los protagonistas. La pluma de la autora es muy singular, me gusta y lo que la diferencia del resto son sus personajes como ya dije y el realismo que tiene. Nos mete en ambiente en una sociedad de clases, nos muestra dos realidades: la de la clase baja con Minnie y la de la clase alta, con Robert. Las ventajas de uno sobre la otra por el mero hecho de tener un título; los problemas sociales que se muestran, etc. Así que no solo tendremos el romance sino un buen envoltorio alrededor de ello.
En cuanto a los protagonistas, Minnie es una huérfana que vive junto a dos tías y que oculta su identidad para que no salgan a la luz unos hechos en el pasado que la han cambiado, ahora es una mujer sumisa y callada, que no destaca en la sociedad y con pocos recursos cuya única salida sería el matrimonio, pero dentro de ella se encuentra una auténtica revolucionaria.
Minerva Lane/ Minnie, es una muchacha que se esconde de su pasado, ese que nos tendrá intrigados durante unos cuantos capítulos. Oculta su inteligencia y su carácter decidido, por una mujer tímida y sumisa.
Minnie no me ha encandilado (con ese nombre jamás), al principio no la tenía mucho en gracia pero poco a poco ha ido mejorando (solo un poco). Entiendo los motivos por los que ella es así pero no entiendo el trato que le da a Robert en ocasiones. Me faltó más entusiasmo. Quizás con Minerva he empatizado menos, no me terminó de cuajar su personalidad.
Robert Blaisdell es el duque de Clermont, es un joven bastante preparado, con ideas muy claras y decidido a no imitar a su deplorable progenitor y también a enmendar algunos de los errores de su padre. Su estatus lo hace inalcanzable, el respeto de los demás se nota y él a veces muestra un lado tímido o cierta torpeza. Robert es un personaje muy especial y original, es inteligente y revolucionario para la época, todo lo que falta cree encontrarlo en Minerva.
Y es que Robert es como un cachorrito abandonado que busca amor por todas partes y es lógico pues sus progenitores son de lo peor. De esta manera tenemos a un romántico y soñador en potencia, tiene una sensibilidad y es que no quiere ser nada parecido a su padre, no tener la relación que ellos tenían. Le he cogido un especial cariño a este personaje.
La relación amorosa me dejó algo fría, no esperéis un “instalove”, aquí se cuecen engaños y traiciones y nada será fácil y eso es interesante. Momentos pasionales hay y alguna que otra sorpresa os llevaréis y también estuvo bien pero… Le vi más entusiasmo a Robert que a Minerva.
Del resto de personajes hay para dar y tomar. Tenemos a Oliver Marshall, el medio hermano de Robert e hijo de los protagonistas de “El affaire de la institutriz” del que tengo ganas de leer su historia. Me encanta la complicidad y el cariño entre los hermanos.
Sebastian Malheur, es el primo más sinvergüenza (en el buen sentido) de Robert, es el toque divertido de la novela. La escena del tren con Robert, Violet, Sebastian y Minnie fue bastante entretenida.
Violet Waterfield, condesa de Cambury me intriga mucho su historia personal y el carácter de ella.
Por último, la duquesa viuda de Clermont es bastante peculiar y ya veréis el porqué.

En conclusión, la novela es entretenida y curiosa, bastante realista, con diálogos contundentes, personajes atípicos, se diferencia con mucho de otras novelas de este género. Creo que merece la pena darle una oportunidad. 

Puntuación: 🌟🌟🌟

¿Qué te pareció a ti? ¿Te interesa leerlo?
Comparte tu opinión en los comentarios.

4 comentarios:

  1. Hola!!
    justo por eso que comentas me gusta esta autora, sus historias no son las habituales, quizás de entre todos, tengo una clara pareja favorita, pero no te quiero spoilear y ya veremos si, al final, terminamos coincidiendo
    Me alegro de que te hayas animado, el segundo creo que es el de los vestidos... ains, me falla la memoria
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Sí, se agradece la "originalidad" cuando lees este género.
      Acertastes, el segundo es el de los vestidos chillones jeje. De momento me está gustando mucho. Un besote!!!

      Eliminar
  2. Hola!! Tomo buena nota de tus impresiones lectoras acerca de este libro. ¡Fantástica reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de los comentarios, deja el tuyo aquí, eso sí, siempre desde el respeto.