3.12.14

Reseña "El profeta"

Hola Navegantes!!!

Por fin tengo tiempo y ánimos de terminar algunas de las muchas reseñas que tengo pendientes y que quiero publicar antes de que acabe el año (para que no se acumulen, alguien no me mate por la tardanza en reseñar y yo no me olvide de lo que va).
También estoy intentando hacerlas más cortas (cosa que me cuesta bastante) para que no os aburráis o asustéis; eso sí, en citas no me corto y pongo todas las que me llamen la atención (que se encuentran al final de la reseña).
De momento os mando muchos besotes!!

TítuloEl profeta. 
Autor: Amanda Stevens
Editorial: Roca
Se trata de una...serie: La reina del cementerio
0.5. The abandoned (no publicado en España)
1. La restauradora
2. El reino
3. El profeta
4. The visitor (estos tres restantes están pendientes de publicar)
5. The sinner
6. The passage
Mi puntuación:
10 / 10
«Ha llegado la hora de la verdad: necesito que encuentres a mi asesino. Todas las piezas empiezan a encajar y tienes que descubrir al responsable.»
Amelia ha regresado a Charleston después de habérselas visto con la muerte en Asher Falls. Se ha dado cuenta de que romper las reglas que su padre le impuso supone pagar un precio muy alto, y que podría tener consecuencias incontrolables.
Su mayor problema ahora es mantenerse alejada de John Devlin, un hombre que la fascina y aterra a partes iguales. Aunque sus sentimientos por él son innegables, no puede tenerle cerca mientras sigan acechándolo los fantasmas de su esposa e hija.
Sin embargo, Amelia pronto se dará cuenta de que ella tiene un problema mucho mayor: esta vez hay un fantasma que la acecha a ella. El fallecido oficial de policía Robert Freemon, a quien asesinaron con un tiro por la espalda, le pide ayuda para encontrar a su asesino…        


Opinión personal

En esta tercera novela Amelia vuelve a Charleston, ha cambiado física y también mentalmente, los sucesos que le acontecieron en Asher Falls le desvelaron secretos de su vida y con sus actos ha abierto definitivamente las puertas a lo que siempre había temido y de lo que su padre siempre la prevenía.
Además a ello se suma su relación con John Devlin (y sus fantasmas), y a lo que le une la presencia del fantasma de Robert Freemon que requiere de su ayuda.


En el momento en que compré esta novela tuve dos sentimientos contrapuestos, lo que iba a ser una trilogía se ha convertido (debido al éxito) en una serie (seis libros por el momento); con lo cual no sabía si alegrarme o tirarme de los pelos. Desde la primera página me olía a que este libro sería más bien de relleno pero afortunadamente no ha sido así. Me lo leí de una sentada, me pareció cortísimo pero intenso. 
La narración es sencilla y se vuelve un placer leer porque no incorpora artificios innecesarios. Las descripciones de Charleston (Carolina del sur) son tan buenas que te envuelven por completo en esa atmósfera, en ese lugar lleno de misterios, de presencias de otro mundo. La mezcla de romántica, thriller y elementos paranormales es excepcional. Sin duda en más de una vez os pondrá los pelos de punta y os dará que pensar.

En esta novela me encantó no solo la ambientación y las descripciones sino también los personajes que ocultan secretos y algunos son de lo más perverso. La protagonista se lleva todos los honores porque ha cambiado y mucho, sabe que ha abierto la puerta a un mundo peligroso y que ya no hay vuelta atrás, no es capaz (ni ya puede) de darle la espalda e ignorar lo que puede ver. Amelia se vuelve dura en algunos aspectos pero en otros es frágil y no sabe llevarlo. Sin duda me encanta esta protagonista y también...
John Devlin, el policía acechado por los fantasmas de su mujer e hija (Mariama y Shani) se descubre mucho más (algo de agradecer) y veremos como avanza su relación con Amelia. Sin duda deja de ser tan "paranormal" o enigmático, y por otra parte lo que descubriremos de él os va a dejar...
Con algunos personajes nos llevaremos una gran sorpresa y también las ganas de decir "pero qué h...", de lo retorcidos que son, pero que obviamente hacen a la historia más interesante.



El final podría estar bien porque es casi cerrado y te puedes quedar ahí si quieres pero ahora es imposible porque estoy superenganchada a esta serie. 
La parte final es emocionante y con unos giros de tuerca que te van a dejar a cuadros (sobre todo con lo que le pasa a Devlin), es un bombardeo de revelaciones que es para morirse.

Ahora aparte de la reseña os tengo que decir que han comprado los derechos para convertirla en una serie de televisión para una cadena británica pero que las cosas andan muy en el aire.
Con respecto al siguiente libro, "The visitor", está concluido y pendiente de publicar en inglés; yo solo espero que no tarde mucho en llegar a España.
Y por último decir que las portadas ME ENCANTAN y que más abajo os dejo el millón de citas que fui señalando (se ha vuelto casi en una costumbre- obsesión) y que me llamaron la atención.


Disfruté como una niña con esta historia y espero que pronto Amanda publique el siguiente.


¿Os apetece leerlo? , ya lo habéis hecho ¿qué os ha parecido?
Gracias por tu visita. No te cortes y alégrame con un comentario ;)

Mis citas preferidas (pueden contener spoilers):

"Mi padre me hubiera advertido de que recordara las normas. Las recité para mis adentros y, poco a poco, me giré para rastrear el ocaso: «Nunca reconozcas que ves fantasmas, nunca te alejes de campo sagrado, nunca te relaciones con personas acechadas por fantasmas y nunca, bajo ningún concepto, tientes al destino»."

"«Si hay algo que desean los muertos, es volver a formar parte de nuestro mundo. Son como parásitos; nuestra energía los atrae y se nutren de nuestro calor. Si descubren que puedes verlos, se aferrarán a ti como una plaga de pulgas. Nunca podrás librarte de ellos. Y tu vida jamás volverá a ser igual»."

"Solo tenía ojos para aquella desconocida. Se acercó por detrás y le rodeó la cintura de avispa con ambos brazos. Ella dejó caer la cabeza sobre su hombro, y el murmullo íntimo de sus voces atravesó el jardín hasta alcanzar mi escondite.
El detective no la besaba ni la acariciaba como lo haría un amante. Se limitó a sujetarla entre sus brazos mientras sus fantasmas flotaban a su alrededor. No podía moverme ni respirar. Fue, con toda probabilidad, el peor momento de mi vida."

"Todavía no había superado nuestra ruptura. Una parte de mí estaba convencida de que, pasara lo que pasara, a pesar del tiempo y la distancia, jamás podría olvidarme de él. Devlin era mi destino. El hombre con quien quería estar y al que jamás podría tener."

"El tiempo que pasé junto a Thane Asher quedó grabado como un sueño lejano y borroso. Había días en que, de golpe y porrazo, me acordaba de él y sentía un pinchazo de arrepentimiento. Lo añoraba, pero no tanto como a Devlin. No lo deseaba en mi cama, ni me despertaba en mitad de la noche creyéndole a mi lado, sintiendo sus caricias por todo mi cuerpo. El recuerdo de Devlin me atormentaba, como a él sus fantasmas."

"Por fin se me había caído la venda de los ojos. No podía pensar en otro hombre que no fuera Devlin, pero mientras esa puerta siguiera abierta, hasta que sus fantasmas no le dejaran libre, no había esperanza.
Entonces, ¿por qué no podía aceptar mi destino y olvidarme de él? Si me las había ingeniado para estar lejos de él durante todos estos meses, ¿por qué me estaba costando tanto mantener esa distancia?
Porque lo había visto con otra mujer. Porque me asustaba que él ya me hubiera olvidado."

"—¿Qué tiene esta casa que tanto te asusta? ¿Qué te he hecho?
Desvié la mirada hacia su casa. Vi a Shani en una ventana, y advertí la silueta de Mariama flotando en la entrada. Quizá fueron imaginaciones mías, pero me pareció ver rostros desconocidos en todos los cristales.
—Ya lo sabes —dije, casi sin aliento.
—¿De qué estás hablando?
—Lo sabes, John. Pero te niegas a admitirlo.
Y justo entonces me soltó y retrocedió varios pasos. A pesar de la oscuridad que nos envolvía, pude ver el terror que cubrió su rostro."

"Había coqueteado con la idea de alcanzar una profesión noble, quizá desde el día en que vi mi primer fantasma. Quería creer que mi don, o maldición, tenía un propósito real y, con esa idea, podía justificar mi soledad. No era más que una excusa para aceptar mi verdadera naturaleza. Una parte de mí había empezado a creer que era una liberación. Se acabó fingir lo que no era. Ya no tenía que esconderme en mi santuario. Estaba dispuesta a admitir que veía muertos y a ayudarlos a seguir adelante. Pero, si lo hacía, la que no podría seguir adelante con su vida sería yo. Las cadenas que me ataban a los fantasmas cada vez eran más indestructibles."


"—No tendrás elección. Vendré a visitarte en tus sueños. Y, créeme, no hay raíz, hechizo o truco de magia que pueda detenerme. Tampoco podrá pararme John Devlin, aunque no me cabe la menor duda de que lo intentará."

"—No sé siquiera si fue amor. Pero lo que tuvimos… fue muy intenso. Al principio fue una relación avasalladora, absorbente. Cuando nació Shani, todo cambió. Con mi hija sí sentí un flechazo —musitó."

"Aquellos ojos titilaron.
—Por quién eres. Por lo que eres. Cuentas con un poder inmenso que no explotas porque no sabes cómo utilizarlo. Pero pronto lo entenderás. Te enseñaré todo lo que sé."

"A decir verdad, en ese momento no me sentía en absoluto una mujer fuerte. Más bien me sentía… impotente.
—Dijiste que contaba con un poder que no explotaba. Enséñame a utilizarlo para traerle de vuelta —rogué.
—Resucitar a un muerto siempre conlleva consecuencias inesperadas —respondió.
—Quiero que vuelva."


"Quería creer que Devlin había vuelto por voluntad propia, sin consecuencias inesperadas, pero, a veces, tumbados en la cama por la noche, mi mente viajaba a un lugar oscuro y perturbador. ¿Y si al volver del
otro lado trajo algo consigo? ¿Y si yo había regresado acompañada?
Shani había pasado página. Y Robert también. Incluso Mariama se había desvanecido del mundo terrenal. Devlin caminaba sin las cadenas de sus fantasmas, y deseaba creer que, por fin, podíamos estar juntos. Pero algo me atormentaba. Me acechaba. «Antaño fui lo que tú eres. Y algún día te convertirás en lo que yo soy
ahora.»"

"Le daba vueltas a la profecía de aquella mujer ciega mientras contemplaba a Devlin agacharse sobre la tumba de Shani.
«Me llamo Amelia Gray», había dicho.
Una ráfaga de aire frío sacudió las hojas de los árboles. Me estremecí. Devlin se puso en pie y me acerqué a él de inmediato. Nos fundimos en un abrazo. Ahora, él era mi santuario. Mi único refugio seguro.
El sol bañaba el cementerio con un resplandor dorado. Devlin y yo cruzamos el pórtico de entrada con las manos entrelazadas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!