23.3.15

Reseña "El nombre del viento"

Hola navegantes!!! 
Con el frío que hace he aprovechado para ponerme al día con las reseñas que tengo pendientes, la verdad es que he estado un poco con el bajón del bloguero literario por así decirlo y no tenía muchas ganas de ponerme a la cuestión ;) Me despido ya, que tengáis una buena tarde, besinessss!!!

TítuloEl nombre del viento
Autor: Patrick Rothfuss
Editorial: DeBolsillo
Se trata de una...trilogía: Crónica del asesino de Reyes
1. El nombre del viento
2. El temor de un hombre sabio
2.5. La música del silencio (historia corta de Auri)
2.6. Lightning tree (historia Bast)
2.7. Laniel La Rejuvenecida
3. Doors of stone
Mi puntuación:  10/10
En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe... músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.
Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando.
«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
»Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.»
«Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.»      


Opinión personal

La novela comienza en la posada "Roca de Guía" que regenta Kvothe, un hombre que esconde muchos secretos y un pasado de lo más interesante. Ahora junto a su mejor amigo Bast y a un conocido biógrafo llamado Devan Lochees “Cronista” relatará (únicamente en tres días) su verdadera historia.

La mayor parte de la trama se concentra en el pasado de Kvothe; aunque el principio sea algo lento, cuando llegamos a la parte donde se dirige a estudiar en la Universidad gana en ritmo y en interés.

Está ambientado en un mundo denominado Temerant (tenemos un mapa para hacernos a la idea), en esta ocasión nos moveremos por Tarbean y por Imre donde se encuentra la Universidad.

“El nombre del viento” es una de esas novelas que da miedo al principio y no sabes si comprarla o no (bueno ese fue mi caso) y es que son unas ochocientas y pico páginas que pueden ser buenas o un desastre y que hay que tomársela con calma para realmente disfrutarla.
Ya sabéis que esta novela de tipo fantástico ha sido elogiada y premiada, además de que su autor ha sido comparado con los grandes como J.R.R. Tolkien, o George R.R. Martin.  Todo pinta bien pero cada lector es un mundo y quizás no tenga la misma buena opinión y también todos sabemos que las editoriales ponen por las nubes a sus novelas…pues tengo que deciros que esta historia me ha encantado y eso es decir poco.
El comienzo de la lectura fue duro porque pasa muy poco, es una introducción quizás algo pesada (aquí me pregunté donde me estaba metiendo y pensando que no me iba a gustar), donde se presenta a nuestro protagonista Kvothe, un hombre que guarda unas interesantes vivencias que por primera vez se atreve a revelar a un biógrafo conocido como Cronista, al cual le promete contar su historia en tres días. A partir de este momento comienza un viaje apasionante por la vida de Kvothe desde la temprana edad de once años, con sus padres viajando con una troupe de artistas itinerantes, su etapa como mendigo, ladrón y luego con su periplo por la Universidad, ésta última es la más apasionante.

Los personajes…
Hay muchos y muy buenos personajes: tenemos en la posada a Bast (amigo de Kvothe), y a Cronista (Devan Lochees). En su época como artista conoce a Abenthy (alquimista). Y en la etapa de la Universidad donde conoce a sus nueve maestros donde destacan Elodin, Kilvin, Lorren y Hemme; sus amigos Will y Simmon, su enemigo Ambrose; Threpe (amigo músico que ayuda a Kvothe a buscar un mecenas). Y a algunas amigas como Fela (la joven que trabaja en el Archivo), Mola (la prestamista), Auri (joven que vive bajo la Universidad) y Denna (de la que está muy enamorado).
Kvothe, que es un Edena Ruh, se caracteriza por su inteligencia, astucia, valentía y determinación pero es algo orgulloso y a veces bastante irritable por eso se mete en los líos en los que se mete. Sin duda es mi favorito porque no es un personaje perfecto, dentro de la ficción es bastante real.
El personaje de Denna me descoloca totalmente esconde algo y también por lo impredecible que es. Kvothe está locamente enamorado de ella y no encuentro el motivo porque la chica es bastante desconcertante y no es que le haga mucho caso (será por eso).
Pero mi predilecto es Auri, una joven que vive escondida bajo la Universidad y se hace amiga de Kvothe, sin duda es bastante inteligente, aunque los que la conocen piensan que está loca incluida el propio Kvothe, que la cuida y la protege.
Es un personaje entrañable y creo que tarde o temprano nos va a sorprender o eso espero (estad atentos a las regalos/pistas que nos da). De Auri han publicado un relato corto que quizás lea dentro de poco o después de “El temor de un hombre sabio”.
Me quedan incógnitas (aparte de Kvothe) con Bast, Elodin, Denna y Auri que espero descubrir en la siguiente novela.

Esta novela ha sido una delicia y para ser el debut literario de Patrick Rothfuss está muy bien elaborada (se nota el interés y la pasión con la que está escrita), la narración (sin demasiados artificios pero intensa a la vez), la ambientación, los personajes tan bien caracterizados (y eso que son bastantes pues cada uno de ellos me sorprendía por algo); las criaturas fantásticas y otros seres como los Chandrian (toda una incógnita).
Lo que menos me gustó fue que (por lo menos en la edición de bolsillo) no viniese ningún glosario de términos y a veces estaba muy muy perdida.  La introducción, que fue algo pesada y lenta; y el diálogo con Shiem, eso fue insufrible.
El final acaba en la posada donde Kvothe acaba el primero de los días en los que él cuenta su historia, por lo tanto nos deja con ganas de seguir viviendo junto a este gran personaje una gran historia.
Realmente me gustó mucho y lo recomiendo si te gustan las historias de fantasía tipo “El señor de los anillos”, “Juego de Tronos”...

“El nombre del viento” es el debut a lo grande de Patrick Rothfuss y  un viaje fantástico y estimulante  que disfrutará el lector.

¿Os apetece leerlo? , ya lo habéis hecho ¿qué os ha parecido?
Gracias por tu visita. No te cortes y alégrame con un comentario ;)

Mis citas preferidas (pueden contener spoilers)


"Puedo resumirlo todo en una frase. —Carraspeó—. «Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.» Escríbelo y haz con ello lo que quieras."

"Pero lo que había hecho después era diferente. Había llamado al viento, y el viento había acudido. Eso era magia, magia de la de verdad. La clase de magia de la que yo había oído hablar en las historias sobre Táborlin el Grande. La clase de magia en que no creía desde que tenía seis años. Ya no sabía qué creer.
Así que lo invité a unirse a nuestra troupe, con la esperanza de encontrar respuestas a mis preguntas. Aunque entonces no lo sabía, yo estaba buscando el nombre del viento."

"Mis padres bailaron juntos; mi madre con la cabeza apoyada en el pecho de mi padre. Ambos tenían los ojos cerrados y parecían perfectamente satisfechos. Si encuentras a una persona así, alguien a quien puedas abrazar y con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, puedes considerarte muy afortunado. Aunque solo dure un minuto, o un día. Después de tantos años, esa imagen de mis padres meciéndose suavemente al son de la música es, para mí, la imagen del amor."

"Quizá la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.
La primera es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Y cuando alguien recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta. La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que «el tiempo todo lo cura» es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta. La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un golpe tan brutal que se esconde en la demencia. Puede parecer que eso no sea beneficioso, pero lo es. A veces, la realidad es solo dolor, y para huir de ese dolor, la mente tiene que abandonar la realidad. La última puerta es la de la muerte. El último recurso. Después de morir, nada puede hacernos daño, o eso nos han enseñado."

"Si hubiera comido algo podría decir que era pasada la hora de comer. Estaba mendigando en la Rambla del Comercio; hasta ese momento había conseguido dos patadas (de un guardia y de un mercenario), tres empujones (de dos carromateros y de un marinero), una original maldición relativa a una inverosímil configuración anatómica (también del marinero) y una rociada de babas de un repugnante anciano de ocupación indeterminada."

"Quizá penséis que ese encontronazo me desanimó. Quizá penséis que me sentí traicionado, y que todos mis sueños infantiles sobre la Universidad quedaron cruelmente destrozados.
Pues no, todo lo contrario. Me tranquilizó. Me había sentido fuera de mi elemento hasta que Ambrose me hizo comprender, a su manera, que entre la Universidad y las calles de Tarbean no había mucha diferencia. Estés donde estés, la gente es básicamente la misma.
Además, la rabia puede calentarte por la noche, y el orgullo herido puede alentar a un hombre a hacer cosas maravillosas."

"—Por favor, Rian, ¿puedes cruzar las piernas? Hemme formuló ese requerimiento con tanta seriedad que
no se oyó ni la más leve risita. Rian, desconcertada, cruzó las piernas.
—Ahora que las puertas del infierno están cerradas —dijo Hemme con su tono normal, más brusco—, ya podemos empezar."

"—Por supuesto —dijo Kvothe grandiosamente—. Limpio, rápido y fácil como mentir. Sabemos cómo termina antes de que empiece. Por eso nos gustan las historias. Nos ofrecen la claridad y la sencillez de que carece nuestra vida real."

"—¿Qué me has traído?—me preguntó, emocionada.
Sonreí.
—¿Y tú? ¿Qué me has traído?—bromeé.
Auri sonrió y alargó una mano. Vi brillar algo en su palma a la luz de la luna.
—Una llave —contestó con orgullo, y me la puso en la mano.
La cogí y noté su agradable peso.
—Es muy bonita—dije—. ¿Qué abre?
—La luna —respondió ella, muy seria.
—Ah, podría serme muy útil—dije examinándola.
—Eso mismo pensé yo. Así, si hay una puerta en la luna, podrás abrirla.—Se sentó en el tejado con las piernas cruzadas y me miró con una amplia sonrisa en los labios—. Aunque yo no fomentaría esa clase de comportamiento insensato."

"—Te traía una pluma con viento de primavera, pero como te has retrasado... —me miró con gravedad— voy a regalarte una moneda. —Alargó un brazo y me la tendió, sujeta entre el pulgar y el índice—. Te protegerá por la noche. Te protegerá cuanto pueda protegerte, claro. —Tenía la forma de una pieza de penitencia atur, pero la luna le arrancaba destellos plateados. Nunca había visto una moneda parecida."

"—Es una palabra. Las palabras son pálidas sombras de nombres olvidados. Los nombres tienen poder, y las palabras también. Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres. Las palabras pueden arrancarles lágrimas a los corazones más duros. Existen siete palabras que harán que una persona te ame. Existen diez palabras que minarán la más poderosa voluntad de un hombre. Pero una palabra no es más que la representación de un fuego. Un nombre es el fuego en sí."

"Yo te he traído un anillo.
Era un anillo de cálida y lisa madera.
—¿Qué hace?—pregunté.
—Guarda secretos.
Me lo acerqué a la oreja.
Auri sacudió la cabeza con seriedad, y su cabello revoloteó alrededor.
—No los revela, los guarda."

"«Yo la conozco desde hace más tiempo», decía mi sonrisa. «Sí, tú has estado entre sus brazos, has probado el sabor de su boca, has sentido su calor, y eso es algo que yo nunca he tenido. Pero hay una parte de ella que es solo para mí. Tú no puedes tocarla, por mucho que te esfuerces. Y cuando te deje, yo seguiré estando aquí, haciéndola reír. Y mi luz brillará en ella. Yo seguiré estando aquí mucho después de que ella haya olvidado tu nombre.»"

"Verás, existe una conexión fundamental entre lo que uno parece y lo que uno es. Todos los niños Fata lo saben, pero vosotros, los mortales, no lo veis. Nosotros sabemos lo peligrosas que pueden resultar las máscaras. Todos nos convertimos en lo que fingimos ser."

2 comentarios:

  1. Hola! lo compré hace años, lo empecé a leer y lo terminé abandonado, este tipo de libros con tanta fantasía no es lo mío. Me alegro que te haya gustado.

    Besos :*

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena,
      Pero mira a lo mejor con el tiempo te los lees o no, no se sabe, bueno, a mí me ha pasado, que no me gustaba un libro, dejarlo y después leerlo.
      Por eso decía lo del miedo que me dio al principio, que pensé que no avanzaría la historia ni yo continuando con la misma, pero por fortuna no me pasó. Hay libros que me gustaría leer por ejemplo los de Juego de Tronos pero veo los tochos que son y uf...prefiero ver la serie aunque no sea igual.
      Gracias por comentar, un beso!!

      Eliminar

Te apetece comentar del tema: pues deja tus impresiones o dudas y charlamos un poco de libros (es gratis ;), así además alimentas al blog y a mí me alegrarás el día. ¡Gracias por visitarnos!